domingo, 7 de noviembre de 2010

Saussure - Curso de Lingüística General


Objeto de estudio de la lingüística:

  Saussure decía: “Si no se recorta un objeto de estudio, una ciencia es incapaz de procurarse un método”. Y más adelante agrega: “Se diría que es el punto de vista el que crea el objeto”. O sea que para Saussure el punto de vista (la metodología) es lo que recorta (parcela) el objeto de estudio (la ciencia).

Para ello, las tareas del lingüista son tres:

1.     hacer la descripción y la historia de todas las lenguas que pueda;
2.     determinar qué factores inciden en la lengua;
3.     definirse ella misma como ciencia.

Por una necesidad metodológica, propone las siguientes definiciones:

1.     Lenguaje: es la totalidad absoluta de los fenómenos lingüísticos. Sus características son:

a)    Es a la vez físico (sonidos), fisiológicos (articulación) y psíquicos (conceptos).
b)    Es individual, pasajero, único e irrepetible.
c)     Es social.

Por todo esto y debido a su inaccesible complejidad, no puede ser objeto de estudio.

2.     Lengua: es el sistema que pertenece a toda la comunidad lingüística. Es social. Es mental. El sistema no varía de un individuo a otro.
3.     Habla: es de dominio individual. Es el uso del sistema (la lengua). Tampoco es objeto de estudio de la lingüística. (La ciencia es ciencia de lo general, no de lo individual).

Saussure concluye: “…hay que colocarse desde el primer momento en el terreno de la lengua y tomarla como norma de todas las otras manifestaciones del lenguaje. (…) La lengua parece ser lo único susceptible de definición autónoma”.

Para él el punto de vista (la descripción de los aspectos sistemáticos del lenguaje) ha creado un objeto (la lengua).

  Saussure, en su Curso de lingüística general, parte de dos distinciones fundamentales:

- Una, es la distinción estricta entre el análisis descriptivo (sincrónico),
- Y otro, el análisis histórico (diacrónico).

Otra distinción es lo que Saussure llama, respectivamente, LENGUA Y HABLA.

  En el estudio sincrónico, lo que interesa es la relación entre fenómenos coexistentes en un determinado momento.

  En el estudio diacrónico, el objeto de estudio es la relación entre cierto fenómeno y lo que lo precedió o lo que le sigue.

  Al estudio de la lengua no le concierne ni el individuo hablante ni el enunciado individual; la lengua es una abstracción. Es la suma de todas las reglas (sistema) de una comunidad lingüística dada (es entidad psíquica).

  El habla, por otra parte, es el auténtico enunciado, el lenguaje tal como se realiza en un momento particular por un determinado hablante. El habla es individual y la lengua es social. La lengua es el sistema y el habla, los enunciados específicos.

  Todo elemento lingüístico es definido por su función y sus relaciones con los demás elementos del sistema.

  Una unidad lingüística debe definirse sólo en términos de sus relaciones con otras unidades y de su función dentro del sistema lingüístico (estructura). La lengua es forma, no sustancia. (Por Ej.: una mesa es eso por su función (para servir la comida) y su forma, no por el material (sustancia=madera, etc.) con que está hecha)

EL SIGNO LINGÜÍSTICO

  Para Saussure, el signo lingüístico es una entidad de dos planos:

-       el significante (imagen acústica) y
-       el significado (imagen mental).

  El vínculo que une un significado con un significante es arbitrario. Pero tanto el significado como el significante son arbitrarios. El significado es un concepto, una abstracción, no la “realidad”, “las cosas”.

  Las relaciones de los signos son de dos clases:

Por un lado, cada elemento lingüístico está en relación con otros elementos en la cadena de un enunciado. El lenguaje es lineal, y cada elemento en él adquiere un valor que es dado por los elementos que lo anteceden y preceden. Por ejemplo:

“Hace buen tiempo.”

Sabemos que “tiempo” significa “clima” por “hace” y “buen”; y no se refiere a “temporalidad”, como cuando decimos “Te esperé mucho tiempo”.

  Por otro lado, cada elemento tiene asociaciones con otros elementos del lenguaje. Así, “tiempo” se asocia con “temporáneo”, y con palabras de sentido similar, como “momento”, “lapso”, etc. Las primeras son las relaciones sintagmáticas y las segundas, relaciones asociativas (o paradigmáticas).

  “En la lengua no hay más que diferencias”. Diferencias no al signo como un todo, sino sólo al significante o al significado. Es decir, hay diferencias entre la serie de sonidos “padre” y la serie de sonidos “madre” y entre los conceptos “padre” y “madre”. Lo que hay en los dos signos lingüísticos es una oposición. Todo signo lingüístico está en oposición con respecto a cualquier otro signo, en el sintagma o en el paradigma, y su función deriva de esta oposición.


6 comentarios:

  1. Me gusta cómo lo explicas. Me ayudó
    Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Me gusta cómo lo explicas. Me ayudó
    Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Saludos desde Quetzaltenango, Guatemala. Excelente aporte, bendiciones.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. El objeto de estudio de la lingüística para saussure es la lengua entonces? Gracias

    ResponderEliminar
  6. esta muy bien resumido ,pero me faltaron por enternder otras preguntas

    ResponderEliminar

Escuela Normal Prof. Víctor Mercante

Escuela Normal Prof. Víctor Mercante
Aquí funciona el I.F.D. Borges